Estación de tren de Santa Lucía

Estación de tren de Santa Lucía

La Estación de tren Santa Lucía facilita la conexión ferroviaria de Venecia con tierra firme y es la mejor forma de visitar las ciudades cercanas.

La Estación de Santa Lucía es la estación de trenes de Venecia. Por su situación, bastante céntrica, viajar en tren es la forma más cómoda de trasladarse a otras ciudades de Italia como Roma o Florencia.

Desde Santa Lucía se puede llegar en 30 minutos hasta Padua, en 60 minutos hasta Verona, en dos horas a Milán e incluso se puede llegar hasta países cercanos como Eslovenia. Muchos de los viajeros que van a Liubliana utilizan Venecia como punto de partida.

La Estación de Santa Lucía es una de las estaciones de trenes más grandes de Italia, tiene muchas vías y los viajeros menos experimentados deberían llegar con antelación para saber qué tren deben coger.

Es necesario recordar que en Italia, hay que validar el billete antes de subir en el tren, para ello es necesario introducirlo en las máquinas amarillas de la estación.

La Ferrovía

La Ferrovía es el nombre de la parada de Vaporetto que se encuentra justo delante de la estación. Desde ésta se pueden coger los barcos de las principales líneas que recorren Venecia y las islas cercanas.

Transporte

Vaporetto: Ferrovia, líneas 1, 2, 41, 42, 51, 52, N y DM.

Lugares próximos

Santa Croce (370 m)
Piazzale Roma (382 m)
Scuola Grande di San Rocco (598 m)
Santa María Gloriosa dei Frari (628 m)
Cannaregio (783 m)